Blog de Bodas

Boda rural: un abanico de posibilidades

  |   Bodas Originales, Wedding Planner Madrid   |   Sin Comentarios

¡Hola novios y novias!

 

Desde hace unos años el estilo rural en las bodas está arrasando. Es uno de los estilos más elegidos por los novios y no es de extrañar debido a su espectacular resultado en las bodas celebradas al aire libre en entornos naturales. Es un estilo ideal para primavera y verano.

 

Este estilo es relativamente sencillo de realizar, ya que hay infinidad de elementos que podéis incorporar y que son fáciles de conseguir. Como siempre, la clave está en que toda la decoración este muy estudiada, quede armónica y no muy recargada.

 

En cuanto a decoración, las posibilidades son infinitas, podéis recuperar cualquier cosa que tengáis olvidada en la casa del pueblo para integrarla en la decoración.

 

Un elemento que no faltaba estos años atrás en este tipo de boda son las balas de alpaca. Aunque ahora están desapareciendo para dejar paso a otros elementos, es algo muy característico del entorno rural  y se pueden seguir usando si son de vuestro gusto.

 

Los palets son otro elemento clave en este estilo y dan mucho juego, los podéis usar para infinidad de cosas.

 

Otros elementos característicos de las bodas rurales son los troncos de madera, los barriles de vino, las cajas de fruta y los cestos y sillas de mimbre.

 

Pero no tenéis por que quedaros ahí, podéis recuperar un carro antiguo, un carretillo y llenarle de flores o usarle como rincón de cerveza, rastrillos u otros elementos característicos del ambiente rural que tengáis olvidados o que os puedan dejar. Un trillo, por ejemplo, puede quedar impresionante como Seating Plan.

 

Hay otros elementos decorativos que podéis usar, como latas o pizarras. Podéis incorporar vidrios y/o porcelanas para vestir la mesa. Jugad con los colores y con el contraste de elementos para dar un toque especial y chic a vuestra boda.

 

Para vestir los muebles el burlap o tela de saco es una genial opción, también podéis usar telas y manteles de los colores característicos del estilo.

 

Estos colores son los propios del entorno: el blanco, el nude, los tierras, los pasteles y los verdes en todas sus tonalidades.

 

En cualquier evento, las flores no pueden faltar y menos en una boda. La elección de estas dependerá de la época del año. La paniculata, la lavanda, las margaritas y los girasoles le quedan genial a este estilo.

 

Ahora os dejo algunas imágenes de inspiración para que veáis algunos ejemplos de como llevar a la práctica toda esta información:

 

 

Ya sabéis que cada boda es un mundo y tenéis que encontrar un estilo que os defina para luego hacerle vuestro. Si os gusta el estilo rural, con un poco de imaginación y trabajo, seguro que conseguís una decoración preciosa.

 

Si no tenéis tiempo y preferís dejar este trabajo a un profesional, os dejo un enlace a mi web para que me conozcáis un poco más y veáis los servicios que os ofrezco como Wedding Planner & Designer: Labodatorio

 

¡Hasta pronto!

 

Marta.

Sin Comentarios

Haz un comentario