Blog de Bodas

Fórmulas matrimoniales para la ceremonia de vuestra boda

  |   Bodas Religiosas, Wedding Planner Madrid   |   Sin Comentarios

Hola novios y novias,

 

Un momento clave en la organización de la boda es el ensayo general de la ceremonia religiosa, siempre y cuando os caséis por la iglesia.

 

¿Sabíais que hay tres formulas matrimoniales para daros el “si, quiero” y que podéis elegir la que más os guste?

 

Elijáis la que elijáis, en el momento de pronunciarla tendréis vuestra mano derecha unida, a la voz del Sacerdote:

 

“Así pues, ya que queréis contraer santo matrimonio, unid vuestras manos, manifestad vuestro consentimiento ante Dios y su Iglesia”

 

Primera fórmula:

 

Es pronunciada íntegramente por los novios, puede que sea la más emotiva pero a la vez, la más complicada. Los nervios te pueden jugar una mala pasada.

Si os decidís por esta fórmula, ensayad infinidad de veces para que el día “B” la tengáis totalmente interiorizada y no os quedéis en blanco.

 

Novio: Yo(nombre del noviote quiero  a ti, (nombre de la novia) como esposa y me entrego a ti, y prometo serte fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida.

 

Novia: Yo(nombre de la noviate quiero a ti, (nombre del novio) como esposo y me entrego a ti, y prometo serte fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida.

 

Segunda fórmula:

 

Es la más utilizada, seguro que la habéis oído más de una vez. Los novios únicamente dicen el “si, quiero”. Es una fórmula muy bonita y te aseguras que los nervios no te van a traicionar.

 

Sacerdote: (nombre del novio¿quieres recibir a (nombre de la novia) como esposa, y prometes serle fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, y así, amarla y respetarla todos los días de tu vida?

 

Novio: Sí, quiero.

 

Sacerdote(nombre de la novia¿quieres recibir a (nombre del novio) como esposo, y prometes serle fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, y así, amarle y respetarle todos los días de tu vida?

 

Novia: Sí, quiero.

 

Tercera fórmula:

 

Esta fórmula es una mezcla de las anteriores, participan solo los novios y es relativamente fácil de recordar.

 

Novio(nombre de la novia¿quieres ser mi mujer?

 

Novia: Sí, quiero.

 

Novia: (nombre del novio¿quieres ser mi marido?

 

Novio: Sí, quiero.

 

Novio: (nombre de la noviayo te recibo como esposa y prometo amarte fielmente durante toda mi vida.

 

Novia: (nombre del novioyo te recibo como esposo y prometo amarte fielmente durante toda mi vida.

 

 

Sea cual sea la que escojáis, hacedla vuestra antes del día de la ceremonia para disfrutar de ese momento único en la vida y tan especial.

Es el momento en el que os unís en matrimonio. El momento más mágico de todo el día.

 

Y vosotros, ¿os habéis decidido ya?

 

¡Hasta pronto!

 

Marta.

Sin Comentarios

Haz un comentario