Blog de Bodas

Hacer o no hacer sesión de preboda y postboda

  |   Bodas Originales, Wedding Planner Madrid   |   Sin Comentarios

¡Hola novios y novias!

 

Todos sabemos que el fotógrafo es un proveedor clave y fundamental el día de la boda. De su trabajo depende el recuerdo más bonito de ese día. Todos queremos tener fotos que reflejen las emociones y el ambiente de la boda y que capturen a todas las personas que nos acompañan en ese día tan especial.

 

Hoy quiero hablaros de las sesiones de preboda y postboda y ayudaros a tomar la decisión de contratar o no estos servicios adicionales que ofrecen los fotógrafos. Muchos de vosotros sabéis a que me refiero pero seguramente alguno no sabe de que estoy hablando y está flipando con todas las opciones que se presentan a la hora de organizar la boda.

 

Como su nombre indica, la pre-boda es una sesión de fotos que se hace antes del día de la boda y la post-boda se realiza después.

 

 

Preboda

 

 

 

 

La sesión de preboda es una rotura de hielo de los novios ante la cámara, sirve para romper la tensión que provoca el objetivo y liberarnos ante él. Consiste en que os acostumbréis a tenerle presente y os mostréis naturales. Parece algo sin importancia pero es fundamental acostumbrarse a estar tranquilo ante la cámara.

 

También es un momento para conocer más en profundidad a vuestro fotógrafo y que él os conozca un poco más a vosotros. Crearéis una relación de confianza mutua que os será de gran ayuda el día de la boda. Tened en cuenta que ese día pasaréis muchas horas juntos y será mucho más divertido si hay confianza creada.

 

Aparte de estos dos motivos, tendréis una sesión de fotos como novios preciosa para toda la vida. Seguro que si no es por esta excusa, no os plantearíais haceros unas fotos en pareja. Si tenéis hijos o mascota, pueden estar presentes y formar parte de la sesión.

 

Esta sesión se suele realizar en el exterior, en un entorno bonito que os guste especialmente a vosotros. Puede ser el centro de vuestra ciudad, un parque, la montaña, un campo de girasoles, etc. En esta sesión vais vestidos con ropa de calle, ropa con la que estéis cómodos y os sintáis bien.

 

Podéis utilizar la foto que más os guste de esta sesión para la invitación a la boda.

 

Desde mi punto de vista, está sesión es muy importante, y ya algunos fotógrafos la regalan al contratar la boda.

 

 

Postboda

 

 

 

La postboda es una sesión de fotos para que disfrutéis de un día maravilloso como marido y mujer con vuestros trajes de novios en un lugar especial. Sin prisas, sin agobios, sin estrés y sin nervios.

 

El día de la boda hay poco tiempo para las fotos y ese tiempo que le dedicáis al fotógrafo no estáis inmersos en el ambiente de la boda, incluso podéis perderos parte de la celebración. Dejáis de pasar tiempo con vuestros seres queridos y estos se pueden sentir desatendidos. Por eso es conveniente vivir vuestro día al máximo, disfrutar de los invitados y la comida y dejar esta sesión para otro día.

 

El día de la postboda os volvéis a poner el vestido y el traje, rememoráis vuestro gran día y aprovecháis a hacer cosas con ellos sin miedo a que se manche o se desarme.

 

Hay novias que deciden guardar impoluto su vestido pero hay otras que prefieren hacer sesiones divertidas y arriesgadas con él aunque se moje, se manche e incluso, se destroce. Ahora está de moda el concepto “trash the dress”, que sería algo así como “destrozar el vestido“. Cada una puede hacer esta sesión a su medida, desde la más light a la más rompedora.

 

Lo que si es cierto, es que gracias a este servicio podéis tener unas fotos únicas y especiales con vuestros trajes de novios. Podéis ir a un lugar que os apasione, ese en el que os conocisteis, meteros en la playa o en la piscina, ir a un paisaje de película, desértico, montañoso… En España tenemos lugares increíbles para una súper sesión de fotos de postboda.

 

Si queréis salir fuera de España, hay fotógrafos que son especialistas en hacer sesiones de postboda en el extranjero. Se encargan incluso de la organización del viaje y existe la opción de “destino sorpresa”. Sin duda será toda una aventura.

 

En definitiva, la postboda es un día para que ¡hagáis lo que queráis!, sin nervios y sin límite de tiempo.

 


 

¿Qué opináis de estas sesiones de fotos? ¿Os quedáis con una, con ninguna o con las dos? Al contratar la boda, los fotógrafos suelen tener precios muy buenos para la preboda y postboda. Como antes mencionaba, incluso puede que os regalen una de ellas, normalmente la preboda.

 

Pero ya sabéis que cada pareja es un mundo y estas sesiones son un plus a la boda. No tenéis que contratarlas si sentís que no las necesitáis o que no van con vosotros.

 


 

Para saber más sobre mí y los servicios que ofrezco como Wedding Planner & Designer, os dejo un enlace a mi web: Labodatorio.

 

¡Hasta pronto!

 

Marta Martín

 

Sin Comentarios

Haz un comentario