Blog de Bodas

¿Llevar o no llevar velo en mi boda?

  |   Bodas Religiosas, Wedding Planner Madrid   |   Sin Comentarios

¡Hola novias!

 

Al elegir el look para vuestro gran día, una de las tareas más importantes en la organización de la boda, podréis decidir si queréis llevar velo o no. Esta es una decisión muy personal que va ligada a gustos y a creencias. Tradicionalmente, su uso estaba muy unido a la religión y se solía usar únicamente en bodas religiosas. Actualmente es tendencia y lo usan novias en todo tipo de ceremonias.

 

En la antigüedad, las novias debían llevar velo para que el novio, que no conocía a su futura esposa (ya que eran matrimonios pactados), no la viera el rostro. En el cristianismo, el velo significaba la virginidad y la pureza de la novia y debía ser blanco como el vestido. Actualmente su uso es más estético y se usa tanto en bodas religiosas como en bodas civiles.

 

Hace unos años, el velo se dejo de lado para lucir tocados, diademas, recogidos o llevar el pelo suelto. Ahora los diseñadores más vanguardistas han recuperado este elemento y le han dado un toque moderno.

 

Hoy en día, existen muchos tipos de velos, desde los más clásicos a los más rompedores y modernos, los hay para todos los gustos y estilos: velos de rejilla, de tul de seda, con bordados, vintage, bohemios, de color, etc.

 

Según el tamaño también hay varios tipos: el primero es el midi, que cubre únicamente parte del rostro. El velo corto, que mide de 50 a 60 cm y llega hasta el hombro. El velo medio, que mide unos 75 cm. Luego está el  velo largo o de capa o cascada. Y por último, el velo de capilla o catedral, que suele lucir una impresionante cola y es ideal para vestidos con corte princesa.

 

E igualmente hay muchas formas de ponérselo: cubriendo el rostro, prendido al tocado o a la diadema, como si fuera una capa, etc.

 

Imagen de bodasconestilo.com

 

 

Imagen de short-haircut.com

 

 

Para tomar esta decisión tienes que tener muy en cuenta el vestido, que es el protagonista de tu look. Una vez decidido y terminado el vestido, prueba diferentes velos y decide como te ves mejor, con velo o sin él.

 

Hay vestidos que son el protagonista absoluto y no invitan a que se le añada este elemento y por el contrario, para algunos vestidos el velo será el complemento ideal que refuerce el look de la novia.

 

Si tienes claro que quieres llevar un velo en tu gran día, hay algunos tips que debes saber para empezar a buscar tu velo ideal. Si tu vestido es muy pomposo y sobrecargado, te irá mejor un velo sencillo. Si te casas de corto, no debes llevar un velo largo, y por el contrario, si tu vestido es largo, le irá bien un velo que coincida con su longitud. Pero lo más importante de todo es que te sientas a gusto con él.

 

¿Y tú, vas a incorporar el velo a tu look? ¿Que estilo te gusta más? Me encantaría conocer tu decisión. No dudes en dejarme un comentario.

 

Y si quieres saber más sobre mí o sobre los servicios que te ofrezco, echa un vistazo a mi web a través del siguiente enlace: Labodatorio

 

¡Hasta pronto!

 

Marta

 

Sin Comentarios

Haz un comentario