Blog de Bodas

Tipos de ramos de novia: ¡encuentra el tuyo!

  |   Flores, Wedding Planner Madrid   |   Sin Comentarios

¡Hola novias!

 

El ramo de novia es un elemento muy especial para todas las novias. Cada ramo es único, hay tantos como novias en el mundo. Si tu ya estás pensando en el tuyo, una de las decisiones importantes que tienes que tomar es qué tipo de ramo quieres.

 

Para tomar esta decisión tienes que tener en cuenta el vestido de novia ya que deben ir acorde. Cuanto más pomposo y elaborado sea tu vestido, más sencillo debe ser el ramo y por el contrario, si tu vestido es sencillo, puedes tener un ramo más grande y variado.

 

Tu estatura también debe tenerse en cuenta. Si eres muy alta puedes llevar un ramo más grande y si eres más bajita, se recomienda llevar un ramo más pequeño.

 

En cuanto a la elección de las flores, el abanico es amplísimo: rosas, dalias, ponías, tulipanes, paniculata, margaritas, anémonas, ranúnculos, lavanda, hortensias y un largo etcétera. En este caso dependerá de tus gustos, y es conveniente que también tengas en cuenta las flores de temporada. Estarán más frescas y bonitas y su precio será menor.

 

En estos dos enlaces puedes consultar las flores de temporada de primavera y verano.

 

Aquí te presento los tipos de ramos que existen, sus características principales y para que vestidos son más indicados:

 

 

Ramos bouquet

 

 

Estos ramos son de los más elegidos por las novias. Se caracterizan por su forma redondeada y por ser muy manejables. Suelen medir de 20 a 30 cm de diámetro y aunque admite casi todo tipo de flores, no es aconsejable usar flores muy grandes.

 

El tipo de vestido ideal para este ramo son los de corte princesa, que tienen un cuerpo sencillo y una falda más voluminosa y recargada

 

 

 

 

Ramos domo, posy, bronche o clutch

 

 

Este tipo de ramo es muy usado en las bodas en América. Se caracteriza básicamente por tener un tamaño medio y por que sus tallos se unen con una cinta: un encaje antiguo, un pañuelo de herencia familiar, un trozo de tela del propio vestido o con algún significado especial para la novia. También se le suele añadir un broche o camafeo significativo o familiar.

 

Este ramo se está poniendo de moda en nuestro país y es debido en gran medida a su versatilidad. Cualquier flor encaja con este ramo y le va bien a cualquier vestido, especialmente a los de corte sirena.

 

 

 

 

Ramos asimétricos

 

 

Como su propio nombre indica, este ramo no tiene una forma perfecta y simetrica, sino que esta perfectamente pensado y elaborado para que aparentemente parezca caótico y desestructurado. Las flores que le componen son variadas y están desordenadas para crear tal efecto.

 

Estos ramos son muy populares últimamente. Son perfectos para vestidos de corte sencillo, con poco cuerpo. De esta manera, el ramo adquiere mucho protagonismo.

 

 

 

 

Ramos silvestres

 

 

Últimamente está muy de moda este tipo de ramo, especialmente este año con la tendencia de las bodas naturales y  el Greenery como color Pantone de las bodas.

 

Son ramos sencillos y desenfadados que utilizan flores o plantas silvestres de temporada. Ideales para las bodas ecológicas, las celebradas en la naturaleza, las bodas con estilo rural o vintage, pero especialmente para las bodas con estilo boho-chic.

 

Combinan con vestidos sencillos, con mucha caída, con encajes, de estilo vintage y hippies o boho-chic.

 

 

 

Ramos de tallo largo

 

 

Estos ramos son muy parecidos a los domo pero con los tallos más largos, estos adquieren más protagonismo. Sus flores son muy diversas y los ramos suelen llevar variedad de estas.

 

Encajan en bodas al aire libre, vintage y boho-chic, igual que los ramos silvestres, aunque también quedan muy bien en bodas elegantes. Es un ramo ideal para vestidos de corte recto y para novias muy altas.

 

 

 

 

Ramos de presentación

 

 

Este tipo de ramo se ve muy poco en las bodas actuales. Las flores tienen el tallo largo y los ramos están muy elaborados. Su característica principal es que la novia lo lleva reposado en su antebrazo como “mostrándolo a los invitados”. Es otra forma de llevar el ramo de novia.

 

Este tipo de ramo es ideal para vestidos clásicos y elegantes y al ser de tallo largo, igual que los anteriores, son para novias altas.

 

 

 

 

Ramos de cascada

 

 

Estos ramos han caído en el olvido pero como todas las modas son cíclicas, seguro que algún día volverán a estar de moda.

 

En este ramo las flores caen hacía abajo como en cascada. Su gran ventaja es que alargan ópticamente la figura. 

 

Combinan bien con bodas clásicas, en las que la novia lleva un vestido con mucha cola y un velo de las mismas características.

 

 

 

 

La decisión no es fácil, pero sea la que sea, será acertada. Tu ramo será “el tuyo” y te enamorarás de él nada más verlo.

 

Hay quién se atreve a introducir en él otros elementos aparte de las flores, como piñas o manzanas. Algunas novias sustituyen las flores naturales por otros elementos, motivos marinos, papel, mariposas de plástico… e incluso sustituyen el ramo por un abanico o similar.

 

Yo como enamorada de las flores, creo que estas le dan frescura, color y fragancia al look de la novia. ¿Y tu, sabes cómo será tu ramo? Cuéntamelo dejándome un comentario.

 

Si quieres conocerme un poco más o ver los servicios que ofrezco como Wedding Planner & Designer os dejo un enlace a mi web: Labodatorio

 

¡Hasta pronto!

 

Marta

 

 

 

Sin Comentarios

Haz un comentario